Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Cuba’ Category

Cuba

A finales de noviembre me mandaron a Cuba. Un poco de chapa y pintura a los equipos de allí, nada realmente urgente.
Un mes antes, avisan a las oficinas afectadas (donde trabajo y donde tengo que ir), piden un presupuesto, se aprueba y ¡listo! Ya tenemos viaje con presupuesto aprobado. Aunque después el iSex se tome 2 semanas para hacer la transferencia desde la cuenta de España a la cuenta de la oficina en Miami (en $), para después yo tener que cambiarlos a pesos dominicanos…
Salimos un domingo a mediodía, llegamos al hotel ya de noche, y el lunes toca ir a trabajar. El hotel cobra 8$ cada hora de internet, así que nada, desconectaremos, que siempre viene bien.

Durante paseo desde el hotel hasta la oficina, algo más de 2 km, me doy cuenta de la tranquilidad que hay, comparando con Santo Domingo (eso que a un coche se le salió una rueda directriz y casi invade la acera a un par de metros de mí 😀 ). Una avenida ancha, con un paseo central, gente caminando por la calle a las 8 de la mañana, coches circulando, y aire que se puede respirar. Antes de llegar, un parquecito con unos árboles enormes con unas raíces aéreas considerables.

Me salto la calle que tocaba (en el barrio (Miramar) van numeradas, pares de oeste a este, impares de norte (mar) a sur) porque el cartel estaba medio borrado y el 2 me pareció un 4. Llego a la oficina: una casita de 2 plantas con jardín (y un generador gasoil del tamaño de un coche). Techos altos, todo amplio y en buen estado, agradable. Conozco a la gente, la oficina, pierdo el tiempo y me pongo a mirar como está todo montado. La conexión a internet es lenta, pero es mucho para el país. La solución sería saltarse a Fidel y montar una parabólica directa al satélite de turno (como la embajada…), pero la oficina no puede. Los ordenadores, la mitad son como los de Santo Domingo o incluso algo mejores. Los otros, son de otra época, peores que los que dan de baja en otras oficinas. El icex es así. Varias pantallas de tubo en el 2012, recortando gastos a los becarios. Y los consejeros, agregados y demás calaña, cobrando sueldos insultantes (y después no son capaces de reclamar que no se lo bajen un 10% a los becarios de su oficina dominicana, cuando ellos cobran en un mes nuestra dotación anual).

A las 15:30 la oficina cierra y yo soy libre para hacer turismo. Voy aprendiendo cosas como los “almendrones” o “máquinas”: los coches americanos antiguos típicos de Cuba, hacen rutas y te llevan por 10 pesos cubanos (unos centimillos) de un barrio al siguiente. Por el doble, del hotel a la Habana vieja.  (Los taxis te cobran 10 CUC,  peso convertible a dólar (1 CUC = 1 $) ). También puedes encontrar algún ilegal que intenta llevarte con los Lada o Moskvitch de los años 70.

En un supermercado, cerca del hotel, tenían pasillos enteros de, por ejemplo, arroz o tomate triturado. Pero faltaban muchas cosas de las que no había nada o casi nada (o a precios muy altos).

La pizza cubana, masa de pan, de un palmo de diámetro, que cuesta también 10 pesos cubanos. Hay alguna pizzería de pizza normal por unos 5$. Pero si vas a una paladar, un restaurante en una casa o piso privado, te sale a precios europeos. Estuve en “La guarida”, una paladar que empezó en el negocio después de que rodaran allí la película “Fresa y chocolate” y se hiciera el sitio famoso. Buen sitio, recomendado por guías  de viaje, y buena compañía, pasando un buen rato.

Anochece pronto, a las 18:00 (en invierno) es de noche, pero nos pateamos desde Vedado hasta la Habana vieja, sin miedo a que se haga de noche y te asalten, como en Santo Domingo. Un alivio caminar incluso entre calles destrozadas, casi sin luz, con pequeños comercios que intentan sobrevivir como pueden. Niños jugando en la calle, ajenos a los pocos medios y las paredes desconchadas. Edificios que hace 50 o 100 años debían ser impresionantes, pero que se están echando a perder. Renovar y sanear la Habana Vieja costaría mucho más de lo que el régimen deja a su población, pero quedaría algo en lo que perderte durante días y meses, admirando las calles y edificios. Se van renovando poco a poco algunos para montar comercios, siempre del estado (o del alcalde, más de lo mismo).

La gente, necesitada. Te intentan vender lo que sea, se ponen pesados, te perguntan cualquier cosa para saber de donde eres. Con sus sueldos es difícil vivir, casi todo el mundo tiene algún negocio por detrás. Te ofrecen taxis, bicitaxis, etc a cada paso que das. Pero con todo, la gente es más feliz, con una mentalidad mucho más sana que la dominicana, en general mucho más vacía y podrida. Por un lado te da pena su situación, por otra piensas como serían con el dinero y corrupción de otros lugares.

Pero intentas dejar de mirar más allá, y disfrutar de la ciudad, que hay mucho por ver y vale mucho la pena hacerlo.

El sábado lo tenía libre, así que daba tiempo para ir de excursión. Valle de Viñales, hacia el oeste, mucha vegetación, zona kárstica con cuevas y mogotes. Un paseo en barca por la cueva del indio, y visita al mural de la prehistoria (de hace 60 años :D). También a una fábrica de puros y otra de ron.

El domingo a primerísima hora, de vuelta al aeropuerto y de vuelta a la incivilización. 3 semanas después, todavía echo de menos La Habana 😦

De vuelta a la cutrez

Si no fuera por los alquileres absurdamente altos para extranjeros (para el régimen no es absurdo, ellos mantienen así su revolusión)  y la casi imposibilidad de tener internet normal en casa, pediría quedarme allí (el icex no me va a subir el sueldo y no podría pagar nada donde vivir). Por cuenta propia sería imposible, cualquier negocio que se introduzca allí va intervenido por el estado. Los extranjeros que viven, van enviados desde sus países por embajadas o multinacionales y con sueldos europeos (altos).

Hasta pronto, volveremos 🙂

Anuncios

Read Full Post »